Masacre en violento ataque étnico a población en Etiopía
La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía, un organismo de la estructura gubernamental, pero independiente, dijo en un comunicado el miércoles por la tarde que “más de 100 personas murieron en incendios y disparos perpetrados por hombres armados” en la región de Benishangul-Gumuz.

La comisión señaló que los supervivientes tenían “inquietantes pruebas fotográficas del ataque”, que comenzó horas antes del amanecer “contra los habitantes que dormían”, en el área de Metekel, y continuó hasta el miércoles por la tarde.

Violentos incendiaron cultivos, cuentan víctimas

Al menos otras 36 personas estaban siendo atendidas por heridas de bala y flechas en un hospital en Bulen, a unos 90 kilómetros de donde ocurrió el ataque, indicó la misma fuente. “Además del daño infligido a las vidas y los cuerpos de las personas, se incendiaron cultivos. Una víctima nos contó que vio 18 de esos incendios”, se lee en el comunicado.

No había “policía ni fuerza de seguridad” estacionada en el área en ese momento, dijo la comisión. Personal del ejército fue enviado al lugar el 22 de diciembre para calmar las tensiones, pero se fueron poco después. Algunas de las víctimas del ataque contaron que conocían a sus atacantes, de acuerdo con la comisión, que añadió que se debía enviar ayuda humanitaria a la región para ayudar a los desplazados y a los heridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *