Ir a la barra de herramientas
Ministro dice que la emergencia en Ecuador continúa pese al traslado de competencias

El ministro ecuatoriano de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos, aseguró que la emergencia sanitaria continúa en su país, a pesar de que el Gobierno haya transferido muchas de las competencias de supervisión a los gobiernos locales y, oficialmente, puesto fin a ese estado legal.


En declaraciones a Efe, cinco días después de que el Gobierno de Lenín Moreno decretase el fin del estado de emergencia nacional por una orden judicial, Zevallos aseguró que las medidas preventivas no han sido canceladas ni mucho menos.

«La emergencia sanitaria sigue, es indispensable para regular la parte de los aeropuertos, todo lo que tiene que ver con el recurso y la accesibilidad de los pacientes a los diferentes hospitales», defendió el titular sanitario, especialista en epidemiología.

La responsabilidad de mantener las medidas biosanitarias recae desde el lunes en la población, y su control en las autoridades locales, pero el ministro recordó que, pese a que ya no existe toque de queda, ni restricciones a la reunión, el resto «sigue igualito».

NO SE DESCARTAN NUEVAS OLAS DE CONTAGIO

Advirtió que se pueden producir nuevas olas de contagio, si bien desestimó que lleguen a ser «explosiones».

En Quito, principal foco en estos momentos de la pandemia con 28.060 casos (de las grandes urbes le sigue Guayaquil con menos de la mitad, 13.764), una de cada cinco personas ya ha padecido la COVID-19, recordó el ministro.

«No puedo ocultar que la probabilidad de que haya más contagios se da. Pensemos en Quito, una de cada cinco personas ya tuvo COVID, tuvo la enfermedad y desarrolló anticuerpos», aseguró a Efe.

Ese dato representa en torno al 20 o 22% de la población de la capital de Ecuador, y se desprende de un estudio científico basado en una muestra probabilística hecha en diferentes etapas de la pandemia.

Las otras cuatro personas de esa proporción, según Zevallos, tienen «probabilidad de contagiarse» si no llega la vacuna.

El estado de excepción decretado por el presidente el pasado 16 de marzo concluyó el pasado domingo, debido a una orden de la Corte Constitucional Justicia, que prohibió al Gobierno extenderlo nuevamente.

El ministro recalcó que, pese a ello, hay «indicadores muy certeros después de lo que ocurrió en Guayaquil (epicentro de la pandemia entre marzo y abril), de que van a haber ondas de contagio».

No obstante, destacó que no espera «espigas» en los gráficos de contagio como a principios de la pandemia en Guayaquil.

LUCHA POR LA VACUNA

Y reivindicó que la población ecuatoriana parece mostrar una concienciación más elevada que en otros países europeos a la hora de acatar las disposiciones para impedir la propagación de la pandemia.

«Vemos muchas más mascarillas que en Madrid. Es decir, aquí el 99,9% de la gente está con mascarillas en las calles caminando, en Madrid yo no he visto eso. En Berlín había una manifestación de 18.000 personas en contra de estas medidas», refirió de sus impresiones durante un reciente viaje a España, Reino Unido y Alemania.

Respecto a la acciones encaminadas a que Ecuador pueda disponer de una vacuna contra la COVID-19, Zevallos enmarcó los esfuerzos que lidera la OMS en su iniciativa COVAX, para que «todos los países tengan acceso y una oportunidad a un precio razonable».

No obstante, las autoridades ecuatorianas mantienen en paralelo otros canales con varias empresas como AstraZeneca (Oxford, Reino Unido), Pfizer-Bionthech (Alemania), o Moderna (Estados Unidos).

Interpelado sobre si se puede garantizar un sistema de repartición de la vacuna equitativo y asequible, concluyó: «Tenemos que seguir luchando para que eso se dé así y en eso estamos».

Ecuador registró el jueves 122.257 positivos por la COVID-19 y 11.029 fallecidos, entre confirmados y probables, de acuerdo a las estadísticas oficiales.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *