Ir a la barra de herramientas
¿Hay vida en Venus? Las imágenes más impactantes de nuestro planeta vecino compartidas por la NASA

Esta semana los científicos de la NASA informaron que fueron hallados posibles indicios de vida en Venus


Aunque Venus no es el planeta más cercano al Sol, es el más abrasador. Tiene una atmósfera densa, llena de dióxido de carbono, que provoca el efecto invernadero, y de nubes compuestas de ácido sulfúrico. Los gases atrapan el calor y mantienen a Venus bien caliente. De hecho, hace tanto calor en Venus que metales como el plomo serían charcos de metal fundido.

Venus se ve como un planeta muy activo. Tiene montañas y volcanes. Es similar a la Tierra en tamaño (la Tierra es solo un poco más grande). Es un planeta poco común, porque gira en dirección contraria a la de la Tierra y la mayoría de los otros planetas. Y su rotación es muy lenta. Tarda alrededor de 243 días terrestres en girar solo una vez. Debido a que está tan cerca del Sol, un año pasa muy rápido. Venus tarda 225 días terrestres en dar toda la vuelta alrededor del Sol. Esto significa que, en Venus, un día es un poco más largo que un año. Al igual que Mercurio, Venus no tiene ninguna luna.

Hace pocos días un grupo de científicos europeos y estadounidenses informó que encontraron posibles indicios de vida en Venus. El hallazgo es aún preliminar y necesita ser confirmado, pero sus autores aseguran que una de las explicaciones más plausibles para sus observaciones es que haya vida en este planeta. Los científicos habrían detectado un gas fétido que atribuyen a microbios suspendidos en las nubes.

En el estudio publicado en la revista Nature Astronomy, los científicos señalan que la cantidad de fosfina en Venus es 10.000 veces más alta que la que podría producirse por métodos no biológicos. Los autores del trabajo hicieron una simulación de procesos que podrían producir fosfina en Venus sin necesidad de microbios venusianos, entre ellos el impacto de relámpagos, la fricción tectónica, la caída de meteoritos. Ninguno, dicen, es ni de lejos igual de posible que la presencia de microbios en las nubes de Venus que estén produciendo este gas.

Si bien el anuncio generó mucha expectativa, la comunidad científica se pronunció algo escéptica al respecto.

“El estudio es sólido, pero la vida en Venus no es la explicación más probable”, opina Kathrin Altwegg, astrofísica de la Universidad de Berna que ha estudiado la presencia de fósforo en cometas. “Aún queda mucho por investigar sobre este tema, pero sin duda es un resultado interesantísimo”.

A continuación compartimos una selección de las más impactantes fotografías de Venus capturadas por la NASA en los últimos años.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *