Ir a la barra de herramientas
J.M. de los Ríos

Bajo la consigna «Derecho a la Salud», los protestantes exigieron que se restituya el funcionamiento del servicio bajo condiciones dignas y que se garantice la entrega de medicamentos de alto costo


Banner Servillantas Calabozo 660x100

Padres de los pacientes del servicio de Hematología del Hospital J.M. de los Ríos protestaron este jueves 23 de enero a las afueras del centro de salud para condenar el cierre del servicio.  

En este sentido, indicaron que el área médica cerró el 14 de enero y que el instituto solo estará atendiendo por los próximos días emergencias y pacientes hospitalizados. 

Hexi Materán, una de las madres afectadas, denunció que en el hospital no existen condiciones para atender a los pacientes. Explicó además que su hija María Marcano, de 13 años de edad, diagnosticada con aplasia medular, debe sobrevivir con transfusiones sanguíneas cada 21 días ante la falta de un trasplante de médula ósea que espera desde hace un año. 

Materán destacó que en el centro médico no existen «insumos ni siquiera para exámenes básicos que determinen valores». Ella al igual que los presentes, bajo la consigna «Derecho a la Salud», exigió que se restituya el funcionamiento del servicio bajo condiciones dignas. 

Los padres manifestaron que no conforme con el incumplimiento en el pago de la deuda adquirida con Italia, en alianza para realizar trasplantes de médula ósea en ese país a los niños de esta institución, el régimen de Nicolás Maduro tampoco ha cumplido con la adquisición y entrega de medicamentos de alto costo. 

Elsa Murillo, madre del paciente Miguel Berrios, señaló que el deterioro del servicio de Hematología es avanzado, incluso advirtió que los quirófanos se encuentran contaminados. Contó también que en 2019 siete pacientes de este servicio fallecieron a consecuencia de la falta de medicamentos, insumos hospitalarios y la suspensión del programa de trasplante. 

Murillo hizo un llamado al ministro de Salud, Carlos Alvarado, para que se avoque a atender la situación del hospital, «no queremos más muertes». Detalló que el servicio está contaminado y ni siquiera cuentan con agua potable y recordó que es uno de los 14 servicios del hospital que cuenta con medida cautelar de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La directora de la ONG Prepara Familia, Katherine Martínez, advirtió que con el cierre del servicio de Hematología más de 500 niños están afectados, entre ellos los 39 pacientes que requieren trasplante de médula ósea.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *