Alerta con estos síntomas ya que puede ser un «mini ACV»

El ACV (Accidente Cerebro Vascular) es actualmente una de las enfermedades que más causa muertes en el mundo, además de ser el principal factor que deja a las personas con alguna incapacidad.


Banner Servillantas Calabozo 660x100

Esta condición ocurre cuando se interrumpe o se reduce el suministro de sangre que va a una área del cerebro lo que impide que el tejido reciba oxígeno y nutrientes. En cuestión de minutos las neuronas empiezan a morir, así lo describe el instituto médico Mayo Clinic.

¿El mini-ACV es igual a un Accidente Cerebro Vascular?

En la mayoría de las ocasiones ‘mini ACV’ en realidad se refiere a un ataque isquémico transitorio, que es una breve interrupción del flujo sanguíneo a una parte del cerebro, la médula espinal o la retina. Puede causar síntomas temporales o bien permanentes y suele ser una señal de que se presentará un accidente cerebrovascular.

Síntomas de un Mini-ACV

De acuerdo al National Institute of Neurological Disorders and Stroke, la duración promedio de un ataque isquémico transitorio es de unos cuantos minutos, y en la mayoría de los casos los síntomas desaparecen.

Los signos más comunes son:

  • Entumecimiento o debilidad muscular, generalmente en un lado del cuerpo.
  • Dificultad para hablar o entender el habla.
  • Mareos o pérdida del equilibrio.
  • Visión doble.

También es importante estar atento si se experimenta confusión mental, dificultad para hablar, entumecimiento en la lengua, mareos, pérdida de equilibrio y falta de coordinación.

¿Cuándo ir al médico?

Como no es posible diferenciar los síntomas de un «mini-ACV» de un ACV agudo es importante buscar asistencia de emergencia inmediatamente después de la aparición de las señales iniciales.

El instituto médico Mayo Clinic señala que algunos de los estudios que pueden ayudar al diagnóstico son: resonancia magnética o una tomografía computarizada, para determinar qué causó el AIT; una monitorización del ritmo cardíaco, angiografía por resonancia magnética o angiografía por tomografía computarizada para buscar posibles causas relacionadas con el corazón.

Es posible que una persona sufra más de un «mini-ACV» a lo largo de la vida sin siquiera percibir o recibir el diagnóstico. Escuchar el propio cuerpo es esencial para combatir la gravedad del problema pues se estima que al menos un tercio de los pacientes con ataque isquémico transitorio tendrán un ACV en algún momento.

Compartir en........

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas