Ir a la barra de herramientas
TIAR

Analistas afirmaron que Nicolás Maduro y Diosdado Cabello tratan de conseguir una alianza militar con Rusia y Corea del Norte. Sin embargo, descartan que la consigan debido a la deuda con Moscú y a la falta de recursos económicos para adquirir nuevos compromisos


Banner Servillantas Calabozo 660x100

Nicolás Maduro, Delcy Rodíguez y Diosdado Cabello comenzaron una ofensiva diplomática para tratar de apaciguar las “terribles consecuencias políticas” que tiene la aplicación del TIAR, un posible paquete definitivo de sanciones económicas y el inicio de las sanciones policiales en contra de funcionarios, afirmaron analistas.

“Maduro en Moscú y Diosdado en Corea del Norte están, sin la menor de las dudas, agotando todas las cartas diplomáticas, políticas y económicas para lograr forzar algún tipo de alianza práctica, que le ofrezca a Venezuela garantías políticas y militares para enfrentar la envestida de los países del TIAR, más específicamente de Estados Unidos”, manifestó el politólogo Daniel Arias.

A su juicio, la misión de Cabello es “vital para el régimen”, en vista de que trata de hacerse con la capacidad militar y apoyo de régimen norcoreano, que es “el único país que parece abiertamente dispuesto a ir a situaciones extremas”.

“En caso de lograr apoyo en forma de misil o con la llegada de fuerzas especiales norcoreanas, pudiera generar una reacción de parte de Colombia y Brasil, que pudieran plantear ya, si Venezuela es una amenaza militar directa”, agregó.

El analista político y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, Fernando Spiritto, recordó que Corea del Norte es un país cercado por las sanciones, “un gobierno aislado diplomáticamente, de muy poco recursos”. Por lo que mostró desconfianza en cuanto a la posibilidad de que aporte un apoyo militar a la cúpula chavista.

“Cualquier cooperación tiene que ser remunerada en moneda internacional y el régimen no tiene en este momento. Esa visita de Cabello es algo simbólico, no pasa de ser una especie de diplomacia turística, que no va a tener ningún impacto positivo para el régimen en el futuro”, precisó.

Relación comercial

Los expertos en política coincidieron en que actualmente la relación entre el régimen chavista y el gobierno de Vladimir Putin es más comercial que geopolítica, debido a la deuda militar que mantiene Maduro.

“Es una alianza entre comillas porque, en este momento, lo que guía la relación de Rusia con Venezuela, a lo que le dan prioridad es a la enorme deuda militar. Los rusos no están interesados en seguir gastando recursos en el país, simplemente quieren mantener a Maduro con la cuerda corta, porque hay una deuda que deben cobrar”, explicó Spiritto.

Resaltó, además, que cualquier acuerdo adicional para adquirir armamento o equipos militares debe ser remunerado: “No creo que los rusos le vayan a vender nuevas cosas, especialmente porque hay un atraso de los pagos”.

Arias resaltó que, por razones económicas, muchas empresas rusas “no van a querer enfrentar el nuevo paquete de sanciones de Estados Unidos, que también pueden ser por parte de los países del TIAR”.

“El apoyo a Maduro puede tener un costo latinoamericano muy grande”, enfatizó.

“Tradicional escarceo diplomático”

Arias consideró que la visita de Delcy Rodríguez a Nueva York, en el marco de la 74° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, es “el tradicional escarceo diplomático”.

“Trata de reunir a los países del bloque anti-estadounidense para tratar de hacer una reparación del daño diplomático y político que sufre el régimen con la activación del TIAR”, señaló.

No obstante, Spiritto afirmó que los esfuerzos que se realicen en el marco de la ONU “no van a ser fructífero”, dado el chavismo no tiene el reconocimiento de la mayoría de los países integrantes del organismo multilateral.

“Es el gobierno en el poder el que es reconocido por la ONU, por lo que no me extraña que haya reconocimiento y acuerdos con el régimen. Pero los más de 50 países que reconocen a Juan Guaidó, son más significativos. Porque si bien es cierto que no hay un reconocimiento de la ONU, tiene un reconocimiento político”, subrayó.

Enfatizó: “Es una jugada desesperada del chavismo. Pero no va a tener el impacto que ellos están pidiendo, no va a tener ningún efecto, porque el aislamiento es absoluto”.

Interno

Los politólogos consideraron que la ausencia del gobernante chavista y de su vicepresidente Ejecutivo, es una muestra de la confianza del régimen. “Tiene que haber una especie de seguridad política para salir del país, si no no lo hubieran hecho”, indicó el profesor universitario.

Los expertos afirmaron, además, que este vacío en la cúpula gobernante no brinda ninguna ventana de oportunidades para la oposición venezolana. “Están trabajando a nivel de la Asamblea Nacional, siguen con la agenda política. La ausencia de Maduro y Delcy, por pocos días, no creo que signifique nada, a menos que hubiera un intento militar”, sostuvo.

Arias indicó que para la oposición sería imprudente comenzar una nueva ola de protestas antigubernamentales, en vista de que el chavismo aún mantiene el control policial y militar de las instituciones.

“Pudiera generarse una situación sangrienta si alguien intentara aprovecharse de esta situación y cometiera esta imprudencia. Los opositores deben esperar qué va a suceder con la implementación operativa de las sanciones”, enfatizó el analista.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *