Ir a la barra de herramientas
Hiperinflación en Venezuela

Mientras Madura celebra que se “otorgan más créditos”, el sector bancario se asfixia gracias a las políticas implementadas por el BCV en torno al encaje legal, que limita la capacidad crediticia y la liquidez monetaria


Banner Servillantas Calabozo 660x100

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, hace de la hiperinflación un aliado para sus discursos relacionados con economía. En esta oportunidad celebró el “crecimiento” de créditos otorgados por el Banco Central de Venezuela (BDV) este año.

De acuerdo con los datos que maneja el BDV, hubo un crecimiento en la cantidad de bolívares otorgados en créditos y financiamientos para los sectores agrícola, manufacturero y turístico, además de microcréditos.

Unos 96.000 millones de bolívares fueron entregados al sector agrícola, con un crecimiento del 9% al 21% de la cartera de créditos. Otros 12.000 millones se inyectaron a proyectos de manufactura, que escaló del 10% al 57%. Por otra parte, 8.000 millones registraron los microcréditos y 1.400 millones correspondieron a actividades turísticas.

“Estamos haciendo una radiografía 10 años después de la creación del BDV. Hemos mejorado la capacidad de crédito para incrementar la capacidad agrícola, manufacturera”, celebró.

Sin embargo, esta abultada cifra palidece al transformarla a divisas. En realidad todos los créditos de estos cuatro sectores dan el total de aproximadamente 14,8 millones de dólares.

Esta cantidad es una miseria al compararla con cifras que se otorgaban en años anteriores por el sistema bancario nacional.

En 2015, por ejemplo, con una economía ya mancillada por los efectos de la crisis económica y una pronunciada inflación, Banesco cerró el año con créditos por el orden de los 386.780 millones de bolívares, cantidad equivalente, por aquel entonces, a casi 49 millones de dólares.

A pesar del evidente retroceso, Maduro insiste en que se “seguirá fortaleciendo” la capacidad crediticia de la entidad bancaria controlada por el Gobierno. De hecho, propuso llegar a la meta de otorgar 1.000 créditos por mes.

Mientras Maduro anuncia más créditos, sus políticas asfixian al sector bancario y limitan sus capacidades de otorgar financiamientos y préstamos. Desde que el Banco Central de Venezuela (BCV) estableciera el encaje legal en 100%, la banca ha tenido que autorregularse y se ha mantenido al borde de una crisis operativa.

Con el encaje ordinario en 57% y el legal en 100%, la capacidad de los bancos para mantener los nivees mínimos de liquidez es casi inexistente. En otras palabras, propicia que no existan suficientes bolívares como para otorgar créditos.

Durante el acto, Maduro también celebró el dividendo obtenido por el Banco de Venezuela este semestre. El presidente de la entidad, José Morales, indicó que se elevó 11 veces (el 1.100%) con respecto a la obtenida el año anterior. Sin embargo, en este mismo período, el bolívar se devaluó aproximadamente 10.000%. Una vez más, la hiperinflación superó los “avances” financieros del chavismo.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *