Ir a la barra de herramientas

Que el pueblo, que pacientemente ha perdido años de su vida en colas para echar gasolina, se espere un minutico más, solo un minutico más mientras honorables funcionarios de la Guardia Nacional, cuyo honor supuestamente es su divisa, se colean en una gasolinera para suministrarse el combustible que “hay de sobra” en nuestro rico país petrolero. Esperamos que el sarcasmo esté tan claro que no sea puesto en duda.



Así sucedió al mediodía de este sábado en una estación de servicio en la avenida Andrés Galarraga en Chacao, donde guardias nacionales se valieron de su uniforme y del sonido de sus pesadas botas para adelantársele a los civiles desarmados y surtir uno de sus tanquesotes de gasolina.

Lo hicieron a pesar del reclamo de la gente, que documentó el abuso en fotografías. ¿Qué está pasando en os cuarteles que los uniformados tienen que salir a secar las estaciones de combustible de las calles? ¿Y la procura habitual del sector militar?

En el país con las supuestas mayores reservas probadas de petróleo del mundo, pues según Rystad Energy ahora las tiene EEUU con 293.000 millones de barriles de recursos petroleros recuperables, sus ciudadanos nunca se imaginaron que se verían obligados a aguardar tanto tiempo para llenar de combustible los tanques de sus vehículos.

Las largas colas de automóviles, que parecieran aparcados en las aceras, colapsan las avenidas principalmente del interior del país. Los vidrios de los carros los mantienen arriba para dizque protegerse de una inseguridad que ni pide permiso para entrar, y mucho menos sabe pedir perdón.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *