Sor Dilia Herrera Montilla, hija de Don Rafael Herrera y Doña María Montilla de Herrera, nació en Cazorla, tierra también del sol amada, en donde el ejemplo de los suyos le enseñó desde niña a soportar las carencias del llano, pero también a tender la mirada más allá, hacia Calabozo, en busca de dar rienda suelta a su juvenil anhelo de aprender y saber.



El 07 de octubre de 1965, bajo el patrocinio de Nuestra Señora del Rosario, de rodillas ante la madre Francisca María Sánchez Hermosilla, vicaria de la superiora general, hizo en voz clara y fuerte su juramento de querer estar hasta el fin de su vida, preservar en su propósito virginal y en servicio de Dios y de su iglesia.

Ese día Sor Dilia quiso ser consagrada y ser desposada solamente con Jesús hijo de Dios, recibiendo de la madre Francisca el velo, el anillo y el libro del rezo de las horas litúrgicas.


Una vez consagrada, fue enviada a España a estudios especiales de la congregación. Luego ya de vuelta en Venezuela, su primer destino fue Guadualito y después Calabozo, a su querido colegio Casa Hogar donde llevaba décadas, siendo hasta su último aliento la directora general.

Comenzó como docente de aula de 6to grado, alcanzó ser la directora logrando grandes avances como ha sido pasar de ser sólo escuela primaria hasta plantel con bachillerato.

Desde Noticias Calabozo extendemos nuestras palabras de condolencias a familiares y amigos de quien sin duda fue el pilar fundamental para el colegio Casa Hogar, institución a la cual se empeñó en llevar a los más altos estándares educativos bajo una premisa “el equipo siempre gana”.

Cortesía @noticiascalabozo

Por Zulay Carrillo @zulaycarrillo84

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *