Ir a la barra de herramientas

La librería El Buscón, fue el sitio escogido para presentar, con agua del océano que atravesó, el libro “Cuando Petkoff navegó el Atlántico”



A finales del año 1979 Teodoro Petkoff quiso superar otro reto y lo logró. Junto con un grupo de amigos  cruzó el océano Atlántico y escribió una especie de bitácora donde plasmó sus impresiones de la aventura en la que estaba participando.

Dichas anotaciones llegaron a manos Oscar Hernández Bernalette, diplomático y amigo de Petkoff, quien decidió unos cuantos años después convertir dicha bitácora en un libro al que le agregó algunas anotaciones de su propia cosecha, validadas por su experiencia como navegante.

La librería El Buscón, fue el sitio escogido para presentar este libro “Cuando Petkoff navegó el Atlántico”, sitio en el que se dieron cita familiares y amigos del fundador de TalCual para proceder a bautizar el texto con agua del océano que atravesó.

Sergio Dahbar, editor de la publicación, resaltó la importancia del papel para la historia de la humanidad, reivindicando que este libro esté soportado en es material, el cual sigue siendo, a pesar de los cambios, fundamental en la vida de los hombres. Dahbar agradeció a Manuel Puyana, directivo de TalCual, su apoyo para concretar la publicación de este texto.

La presentación del libro correspondió a Alonso Moleiro, quien también reivindicó el papel como material para el libro, hizo un breve repaso por la trayectoria de Petkoff, con quien tenía una estrecha amistad, y reiteró que el fundador de TalCual fue un hombre que se reinventó, que asumió distintos retos, entre los que había que incluir el cruce del Atlántico.

Por su parte, Oscar Hernández Bernalette, recordó que la primera noticia que tuvo sobre esta aventura se la dio el propio Petkoff,  a quien recibió en República Dominicana, cuando era funcionario de la embajada venezolana en ese país y, entre sus funciones, estaba acompañar a los diputados venezolanos que visitaran ese país, independientemente de su filiación política.

Hernández quien tiene experiencia navegante,  reconoció que nunca tomó la decisión de hacer un viaje de las dimensiones del que realizó Petkoff, puntualizando que atravesar dicho océano en una embarcación tan pequeña era realmente admirable.

El prólogo del libro fue escrito por Francisco Suniaga, quien apunta, en referencia a “Cuando Petkoff navegó el Atlántico” que “sin duda, se trata de un documento que aporta conocimiento de uno de los venezolanos que moldearon el siglo XX e hicieron de Venezuela un mejor país”.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *