Ir a la barra de herramientas

Un crucero chocó este domingo con un barco turístico en el puerto de Venecia, Italia, y 4 personas sufrieron contusiones leves, un incidente que ha reabierto el debate sobre la presencia de estas enormes naves en la ciudad de los canales.


La colisión se produjo en el canal de la Giudecca, cuando el crucero «Ópera» de la compañía MSC, de 65.000 toneladas, al parecer perdió el control cuando estaba atracando y se precipitó hacia el muro del puerto de san Basilio, con el que chocó y daño.

Después, mientras sonaba su sirena, golpeó la popa de una embarcación turística de tipo fluvial que se encontraba amarrada en ese mismo muelle, informan los bomberos, que inmediatamente indicaron que la situación estaba «bajo control».

ENECIA.- Las imágenes parecen de película. Un barco enorme, de muchos pisos, blanco, puntiagudo, se acerca hacia a la costa lento pero sin freno en un día de cielo celeste. Primero la gente no reacciona. Espera que se detenga. Pero la nave no frena y los pasajeros se desesperan y comienzan a correr.

La escena no es inventada. Ocurrió esta mañana en Venecia, Italia, en el canal de Giudecca, un acceso que lleva a la Plaza de San Marcos en la ciudad nororiental italiana. Allí un enorme crucero (54 metros de altura, 275 metros de eslora y 2679 pasajeros a bordo) fuera de control por un problema de motor chocó contra el muelle y contra un barco de turismo cuando iba a atracar en la costa veneciana.

Los turistas, que miraban desde tierra lo que ocurría, comenzaron a correr al ver el buque de 13 pisos «MSC Opera» rozando el muelle, con su motor emitiendo un fuerte ruido, antes de colisionar con un barco, según muestra un video publicado en Twitter por un usuario.

ENECIA.- Las imágenes parecen de película. Un barco enorme, de muchos pisos, blanco, puntiagudo, se acerca hacia a la costa lento pero sin freno en un día de cielo celeste. Primero la gente no reacciona. Espera que se detenga. Pero la nave no frena y los pasajeros se desesperan y comienzan a correr.

La escena no es inventada. Ocurrió esta mañana en Venecia, Italia, en el canal de Giudecca, un acceso que lleva a la Plaza de San Marcos en la ciudad nororiental italiana. Allí un enorme crucero (54 metros de altura, 275 metros de eslora y 2679 pasajeros a bordo) fuera de control por un problema de motor chocó contra el muelle y contra un barco de turismo cuando iba a atracar en la costa veneciana.

Los turistas, que miraban desde tierra lo que ocurría, comenzaron a correr al ver el buque de 13 pisos «MSC Opera» rozando el muelle, con su motor emitiendo un fuerte ruido, antes de colisionar con un barco, según muestra un video publicado en Twitter por un usuario.

Ahora se investigan las causas del incidente, que podría deberse a un problema en el motor del crucero.

El choque ha reabierto el debate sobre la presencia de las grandes naves en la Ciudad de los Canales, un tema recurrente y por el que los vecinos venecianos y las asociaciones ecologistas luchan desde hace años por prohibir su entrada.

El ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, aseguró que el incidente «demuestra que las grandes naves no deben pasar por la Giudecca» y aseguró que está cerca una solución para proteger la ciudad «tras muchos años de inercia» política.

El alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, reprochó que desde hace 8 años los venecianos piden que los grandes cruceros turísticos no pasen por el canal de la Giudecca y pidió la apertura «inmediata» del canal alternativo para tráfico marítimo Vittorio Emanuele.

«He hablado con el ministro Toninelli, le he actualizado sobre la situación y está buscando soluciones que ahora esperamos. Ahora debemos hacer que las naves no pasen más por delante de la plaza de San Marcos», defendió el regidor.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *