Ir a la barra de herramientas

La parlamentaria sostuvo que se debe reabrir el programa de trasplantes y solicitar asistencia técnica a la OMS, de los contrario, “las muertes de nuestros niños y pacientes que esperan un trasplante son intencionales”


El lunes 27 de mayo la diputada a la Asamblea Nacional (AN), Karim Salanova, lamentó el fallecimiento de los cuatro niños en el Hospital JM de los Ríos, en Caracas, que esperaban un trasplante de médula osea.

La parlamentaria aseveró que el grupo de 26 niños que sigue a la espera de ser sometidos al procedimiento médico para salvar su vida, mantienen un batalla a contrarreloj por culpa del exministro de salud Luis López, quien cerró el programa nacional de trasplantes de órganos en Venezuela y hoy en día huye de la justicia.

Salanova fustigó al ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, quien atribuyó la responsabilidad de las muertes a las sanciones que el Gobierno de los Estados Unidos (EEUU) ha impuesto contra funcionarios de Nicolás Maduro. En este sentido, manifestó que cuando el Ejecutivo venezolano cerró el programa nacional de trasplantes la Casa Blanca aún no había cargado sanciones.“Lo que enfrentan nuestros niños y pacientes en general, es la falta de política por parte de los usurpadores quienes los mantienen con sentencia de muerte. Hay que hablar claro, es falso que los trasplantes no se han dado por bloqueo en las cuentas del país, porque cuando cerraron el programa nacional de trasplantes en Venezuela, Estados Unidos no había impuesto ninguna sanción, por el contrario, todas las que se hicieron fueron de carácter unilateral, en pocas palabras, fueron dirigidas a funcionarios corruptos y no contra el país”, dijo.Asimismo resaltó que cada minuto que pasa está en riesgo la vida de cada paciente que tiene comprometido un órgano y la responsabilidad exclusiva es de Nicolás Maduro por no dar respuesta reales y sensatas, reseñó un comunicado de prensa.A su juicio, lo que debe hacerse para atender a los pacientes hematológicos es reabrir el programa de transplantes. Así como también, solicitar asistencia técnica a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).Manifestó que de no ejercer estas acciones es más que claro “que las muertes de nuestros niños y pacientes que esperan un trasplante son intencionales”.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *