Ir a la barra de herramientas

El presidente de EEUU, Donald Trump, fue testigo hoy de la jornada final del torneo de sumo de mayo en Tokio y entregó una copa al ganador, un luchador de 25 años hasta ahora casi desconocido en ese deporte.

El luchador, conocido por su nombre deportivo de Asanoyama, recibió el trofeo de parte de Trump, quien tuvo que ser ayudado por el peso de la copa, de unos 30 kilos, que fue entregada en el círculo de arena conocido como “dohyu”. Fue el acto final de un evento que había atraído gran atención en Japón, por lo inusual de la presencia de un gobernante estadounidense.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *