Ir a la barra de herramientas

Un experto en nutrición asegura que una dieta balanceada, especialmente rica en vegetales, es la mejor medicina preventiva para mantener la salud visual

Las abuelas aconsejaban comer mucha zanahoria para tener una vista aguzada y saludable. Pero ¿tiene fundamentos científicos esta sugerencia o es solo un truco de las madres para incentivar a sus hijos a comer verduras? Tomas Grippo, cirujano oftalmólogo y profesor adjunto de Oftalmología y Ciencia Visual de la Universidad de Yale aclara varias cosas:

«Es cierto que la zanahoria es rica en betacaroteno (un nutriente que el cuerpo transforma en vitamina A) y luteína. Estas sustancias, junto con otras como la zeaxantina, y la vitaminas C y E son fundamentales para la salud ocular».

Grippo explica que la retina utiliza la vitamina A para crear moléculas que captan la luz y permiten la visión en colores y en la oscuridad. Esto no quiere decir que tendremos la vista de un águila, pero sí nos ayudará a evitar problemas en la córnea y la retina.

Otro beneficio de la zanahoria es que la luteína y la zeaxantina actúan como un filtro solar natural ubicado en el fondo del ojo, que protege la vista de los efectos dañinos del sol.

Pero no solo la zanahoria nos provee esos nutrientes: basta con observar una dieta variada y balanceada, especialmente rica en vegetales, para satisfacer nuestros requerimientos diarios. En conclusión, una dieta balanceada, especialmente rica en vegetales, es la mejor medicina preventiva para mantener la salud visual.

Compartir en........

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *