¿Por qué se recorren los siete templos el Viernes Santo?

Se trata de una tradición extendida en América Latina que muchos venezolanos no podrán cumplir por los estragos de la crisis


La tradición católica señala que para conmemorar las pasión y muerte de Cristo este Viernes Santo se visiten los siete templos, una costumbre que data de los tiempos de la colonia, y que consiste en visitar siete iglesias distintas para adorar el Santísimo Sacramento expuesto en altares especialmente edificados para la ocasión.

No obstante, muchos se verán imposibilitados para cumplir con los rituales propios de este día. “Me ha sido imposible asistir a los oficios por falta de efectivo. No tenemos cómo pagar el transporte público”, señala desde Cumaná, Sucre, Génesis Gascón, quien estima que tampoco podrá recorrer los siete templos este viernes.

Otros, como Virginia Rodríguez, aseguran que se verán impedidos de acudir a los oficios en espera de que llegue agua. “Nos ofrecieron que hoy llegaría agua y debemos esperar para bañarnos y recoger algo de agua”, dice la habitante de un sector de Maracaibo a donde no ha llegado el líquido desde hace casi dos semanas.

¿Por qué se visitan los siete templos?

El recorrido de las siete iglesias entre la noche del Jueves Santo y la mañana del Viernes Santo, es sin duda una de las tradiciones más comunes de la Semana Santa en toda América Latina.

Estas visitas, y la oración en cada una de ellas, simbolizan el acompañamiento de los fieles a Jesús en cada uno de sus recorridos desde la noche en que fue apresado hasta su crucifixión.

A continuación el sentido de cada uno de los 7 recorridos:

Primera iglesia: en la primera iglesia se recuerda el trayecto de Jesús desde el Cenáculo, en donde celebra la Última Cena con sus discípulos, hasta el huerto de Getsemaní en donde ora y suda sangre.

Segunda iglesia: se medita sobre el paso desde el huerto de Getsemaní hasta la casa de Anás, uno de los sacerdotes, donde fue interrogado por este y recibe una bofetada.

Tercera iglesia: la oración se centra en el recorrido de Jesús hasta la casa de Caifás, sumo sacerdote, lugar donde recibió escupitajos, insultos y sufrió dolores durante toda la noche.

Cuarta iglesia: el centro de la reflexión es la primera comparecencia de Jesús ante Poncio Pilatos, el gobernador romano de la región. Allí Jesús fue acusado por los judíos que levantaron falsos testimonios contra él.

Quinta iglesia: se acompaña al Señor en su comparecencia ante el rey Herodes, quien junto con sus guardias también lo injurian.

Sexta iglesia: se medita sobre la segunda comparecencia ante Pilatos y cuando Jesús fue coronado con espinas y condenado a muerte.

Séptima iglesia: en el último templo recordamos el recorrido de Cristo desde la casa de Pilato hasta el Monte Calvario llevando la cruz a cuestas, su muerte y su paso al sepulcro, de donde resucita al tercer día.

Compartir en........

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas